Proyecto

El proyecto contempla la instalación de un electrolizador de 100MW lo que supondría alrededor de 2 t/h de hidrógeno renovable. El principal uso será su consumo en la refinería de Bilbao como materia prima en sustitución de parte del hidrógeno convencional generado actualmente.

El proyecto contempla la instalación de la capacidad de generación renovable acompañada de almacenamiento eléctrico, para lo que se plantea instalar alrededor de unos 385 MW de generación eléctrica fotovoltaica, 190 MW de generación eólica y una batería de 73 MW.